La crisis del transporte y la logística continúa causando muchas afectaciones a la cadena de suministro global.

Para poneros en contexto de cuál fue el origen que desencadenó esta crisis marítima, tenemos que remontarnos a principios de 2020.

La pandemia mundial del COVID-19 ha tenido consecuencias nefastas en la mayoría de escenarios. Estas consecuencias no solamente se han saldado con la vida de muchas personas, sino que ha agravado muchos sectores, siendo el logístico y en concreto el transporte marítimo, uno de los más afectados.

Transporte marítimo: el gran afectado por el efecto dominó de la cadena de suministro

Como si se tratara de un efecto dominó, la cadena de suministro se vió forzada a ralentizarse.

La demanda de ciertos bienes aumentó de manera desorbitada y muchos de ellos provenían de China y de fábricas situadas por todo el continente asiático.

Los establecimientos y fábricas asiáticas, se vieron obligadas a suspender sus operaciones de suministro y fabricación, ya que la primera aparición del virus fue en la ciudad de Wuhan en China.

En consecuencia, los containers de los barcos tardaban más en ser descargados por la falta de estibadores que se encontraban confinados.

Ya nos podemos imaginar la magnitud de la tragedia si tenemos en consideración que el 90% de las mercancías del todo el mundo son transportadas por vía marítima.

Durante la pandemia, los costes del transporte marítimo se dispararon, sobre todo en aquellas rutas donde el tránsito era más frecuente. El precio de las rutas de Asia hacia Europa y Estados Unidos tuvieron un coste sin precedentes, llegando a triplicarse en algunos casos.

Efecto dominó en la importación de mercancías

Continuas complicaciones agravantes de la situación

Pero esta situación se complicó todavía más en marzo de 2021, cuando el Canal de Suez bloqueó su paso durante 6 días consecutivos.

Este bloqueo supuso que los barcos tomaran una ruta más larga que implicó cientos de miles de euros en combustible y otros costes.

China, el país que ostenta la primera posición en la exportación de bienes y materiales, es el pilar central para el transporte marítimo. El cierre parcial en el puerto de Yantian, en Shenzhen, se prolongó durante tres semanas a finales de mayo y junio debido a los brotes de COVID-19.

Además, es bien sabido que China adopta medidas radicales para contener los brotes pandémicos. En agosto de 2021, las autoridades chinas mandaron cancelar todas las operaciones del puerto Ningbo-Zhoushan, el tercero más transitado del mundo, solamente porque un trabajador dio positivo.

En el transporte marítimo, la eficacia y la velocidad de la carga y descarga de contenedores juegan un papel crucial.

La acumulación de barcos que esperaban para atracar y descargar contenedores en los puertos estadounidenses y europeos se tradujo en un mayor tiempo de entrega a Asia para cargar nuevas mercancías.

Transporte marítimo: colapso de contenedores en el puerto - TMT

Los consumidores y empresas como la nuestra, sentimos y seguimos sintiendo el efecto dominó, ya que los almacenes se llenaron de materiales a la espera de ser enviados.

Transporte marítimo en el 2022

Cuando ya creíamos que la pandemia estaba a punto de controlarse, la variante Omicron desmoronó todos nuestros planes.

A esto, hay que añadir un nuevo riesgo: la guerra en Ucrania.

Las sanciones impuestas por Rusia en la exportación de recursos energéticos, han agudizado el desajuste entre la oferta y la demanda de materias primas.

Mientras tanto, las navieras siguen siendo las grandes beneficiadas después de imponer tarifas más altas en sus fletes.

¿Cómo afrontamos este desafío en Tormetal?

En Tormetal continuamos esforzándonos para minimizar la repercusión de los contratiempos en la coyuntura logística actual.

Los siguientes puntos resumen los retos a los que nos enfrentamos en nuestro negocio:

  • Aumento desmesurado del precio de los containers desde Asia, especialmente en las importaciones de importes bajos.
  • La poca información por parte de las navieras de los retrasos en las posibles entregas.
  • El incremento del tiempo de tránsito marítimo, pasando de un mes a casi tres en algunas ocasiones.
  • El colapso de los puertos de embarque.

Esperamos que esta entrada de blog os haya arrojado un poco de claridad respecto a la situación del transporte marítimo.

Os mantendremos informados de cualquier actualización. Si os surge alguna duda, no dudéis en hacérnosla llegar a través de nuestro formulario de contacto.

Déjanos tu correo electrónico y recibirás cada mes un resumen de los mejores posts

    Suscríbete en nuestro blog

    Suscríbete en nuestro blog y recibirás las últimas novedades y noticias del mundo de la tornillería y las fijaciones industriales

    Al hacer click en el botón 'QUIERO SUSCRIBIRME', manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies
    Deseo recibir información de Tormetal