A bajas temperaturas, el acero con estructura ferrítica se vuelve frágil. Por el contrario, permanece dúctil cuando tiene una estructura austenítica (por ejemplo, acero aleado con CrNi de cromo níquel).

La fragilidad es la sensibilidad a la ruptura bajo el efecto de un choque y se caracteriza por la resiliencia (medida en Julios, unidad de energía, con la prueba de rotura por impacto Charpy).

La resistencia y la resiliencia son antagónicas. Cuanto mayor sea el límite de resistencia (a una fuerza aplicada gradualmente) más disminuye la resiliencia (ruptura bajo impacto).

Para aplicaciones a baja temperatura con presencia de impactos: trate de utilizar los tornillos en calidad 8.8

Para aplicaciones a muy baja temperatura (hasta -200 ° C): utilice tornillos austeníticos de acero inoxidable A2.

CUANDO LA TEMPERATURA SUBE, LA RESISTENCIA SE REDUCE

Las características mecánicas indicadas son válidas para la temperatura ambiente (20°C).

En las siguientes gráficas podemos ver como varia el límite elástico de los tornillos en función
de la temperatura de trabajo, en la primera gráfica son tornillos de Acero al carbono en sus
distintas calidades.

 

 

La segunda gráfica corresponde a tornillos en Acero Inoxidable de distintas aleaciones y resistencia, mención especial tienen los A4L BUMAX 88 y BUMAX109 de altas prestaciones y equivalentes a las calidades 8.8 y 10.9 en Acero.

 

 

En TORMETAL disponemos de toda la gama de tornillería tanto en Acero al carbono como en Acero Inoxidable, BUMAX 88 y BUMAX 109 así como otros materiales y aleaciones como Hastelloy, Monel, Inconel, Duplex, Super Duplex, Incoloy, etc.

Déjanos tu correo electrónico y recibirás cada mes un resumen de los mejores posts

Suscríbete en nuestro blog

Suscríbete en nuestro blog y recibirás las últimas novedades y noticias del mundo de la tornillería y las fijaciones industriales

Al hacer click en el botón 'QUIERO SUSCRIBIRME', manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies
Deseo recibir información de Tormetal